mundial

REFORMA POR LA REPRESIÓN

El ministro de Interior y Seguridad Pública de Chile, Gonzalo Blumel, anunció este domingo una nueva reforma de "Carabineros", tras los reclamos por parte de las organizaciones de DDHH respecto a la represión que la fuerza ha ejercido sobre la población durante la gran mayoría de manifestaciones atravesadas por la crisis. El ministro argumentó que la medida fue tomada “como parte de los compromisos que tomamos después del informe de Human Rights Watch”.

La ONG denunció a través de un informe que Carabineros cometió "graves violaciones de derechos humanos" en la actuación durante las protestas, tales como el uso excesivo de la fuerza, abusos en las detenciones, uso indebido de armas y escopetas antidisturbios para contener las manifestaciones sociales. Ese informe fue rechazado por el cuerpo policial, que negó las acusaciones más graves mencionadas anteriormente.

HRW denunció que 1.051 personas fueron heridas por los disparos, mientras que Carabineros presentó el número en 376. La cantidad de gente atendida por los servicios médicos también varía. Según la ONG, fueron 11.564 y para las fuerzas chilenas sólo 1.195. Por último, HRW denunció 74 casos de abusos diferentes, mientras que Carabineros afirmó que “no existen elementos que permitan sostener la credibilidad de tales relatos”.